Refuerza tu Inmunidad: Asegúrate que tus Vacunas Estén al Día

Young woman talking to doctor and getting her blood pressure checkedSi piensas que las vacunas son sólo para niños, ¡piénsalo dos veces! Los adultos y adolescentes necesitan obtener las suyas también. Pide a tu mamá que te muestre el registro de vacunación desde tu niñez y revísalo… ¿Está al día?

Hay muchas enfermedades que se pueden prevenir fácilmente solo con vacunarse y no hay razón para no hacerlo. Las vacunas son seguras y están ampliamente disponibles. Incluso si recibiste las vacunas de niña, es importante para ti estar al día con tus vacunas.

¿Por qué es importante que me vacune?

  • Algunas enfermedades serían más graves para ti ahora que cuando eras niña.
  • Si no estás vacunada pudieras propagar enfermedades entre los demás aunque no tengas síntomas.
  • Los problemas económicos y emocionales que surgen de las enfermedades prevenibles pueden devastadores.

¿Cuáles vacunas necesito? ¡Haz esta Prueba!

Vacuna Quién la Necesita Previene
Meningócica Particularmente la gente que vive en dormitorios y ambientes de universidades Meningitis Bacterial, una seria y a veces contagiosa infección de los fluidos del cerebro y espina dorsal que pueden causar daño cerebral e incluso la muerte
Triple bacteriana de refuerzo (Tdap) Todos los adultos la necesitan cada 10 años Tétano, difteria y tos ferina (nuevos casos)
MMR Todos los nacidos después de 1956 Sarampión, paperas y rubeola
Hepatitis A Todos Hepatitis A, una enfermedad muy contagiosa que ataca al hígado
Hepatitis B Todos, especialmente la gente que se expone a la sangre en el trabajo Hepatitis B, un virus muy contagioso que se encuentra en los fluidos del cuerpo como la sangre, semen, fluido vaginal y leche materna
Virus del Papiloma Humano (VPH) Niños y hombres jovenes & niñas y mujeres jóvenes de entre las edades de 9 a 26 de años VPH, una enfermedad transmitida sexualmente, que puede causar cáncer cervical
Influenza (Flu) Todos, especialmente mujeres de entre las edades de 18-40 Influenza

Pregúntale a tu proveedor de cuidado de salud si estás al día. Si no estás al corriente o no sabes, súbete la manga y ponte al corriente. Y de hoy en adelante, guarda un registro de tus vacunas para que siempre sepas cuando te toca actualizar alguna vacuna

.